Aprende a diferenciar un ser de luz ascendido de un ente de baja vibración

Todos somos energía y todo lo que nos rodea es energía en diferentes escalas de vibración. El ser humano tiene mecanismos para poder diferenciarlas, saber exactamente qué es lo que hay a su alrededor e influenciar en el medio para cambiar el tipo de vibración. Hemos desarrollado la fuerza, los recursos y las posibilidades necesarias para cambiar el medio creando lo que queramos y no permitiendo aquello que nos pueda perjudicar.

Hay mucha ignorancia sobre estos temas que son fundamentales para la vida humana. Pues dependiendo de la calidad de la energía que tengamos y de cómo actuemos a nivel energético, físico, mental, emocional y espiritual, así será nuestra vida. Los resultados que obtendremos dependerán de los conocimientos que tengamos y de cómo los apliquemos.

Todos tenemos muchos recursos que debemos aprovechar y aprender a utilizar de la mejor manera posible para nuestra propia evolución, mejora personal y mayor desarrollo. El hombre solo tiene un camino y tarde lo que tarde (esa es una decisión personal), deberá recorrerlo.

Existe mucho desconocimiento de nosotros mismos y de nuestros propios recursos. Físicamente todos sabemos que nuestro cuerpo necesita unos cuidados y que tiene unas necesidades fisiológicas. Mentalmente pocas personas saben pensar por sí mismas, por desgracia, la gran mayoría se dejan influenciar por ideas de otras, desperdiciando así, uno de los recursos más valiosos que tiene el ser humano.

Emocionalmente todos tenemos la capacidad de sentir, pero muy pocos saben cómo utilizar las emociones para tener más calidad de vida y sobre todo, como controlarlas para conseguir los mayores beneficios de ellas, la mayoría ni siquiera saben que están directamente relacionadas con la salud.

Energéticamente empezamos ahora a tener conciencia de este campo sutil que rodea al ser humano y lo protege de las enfermedades, muchos incluso lo siguen negando a día de hoy. Espiritualmente la persona es la suma de todas las facetas anteriores, para mejorar más rápidamente a nivel espiritual necesita unos valores morales y una armonía personal para desarrollarse en las mejores condiciones. Negar este potencial del ser humano es alejarse de la capacidad de desarrollo implícita, no permitiendo la posibilidad de que se manifiesten.

El ser humano puede diferenciar a un Ser de Luz Ascendido de un ente con energía de baja vibración de forma muy sencilla a través de lo que siente. Cuando se le acerque un Ser de Luz Ascendido sentirá una paz increíble, mucho bienestar y mucho amor, se sentirá bien a todos los niveles, estos solo se acercarán cuando nosotros lo permitamos y cuando nos sintamos bien o los invoquemos para que nos ayuden, cuando oramos, cuando meditamos, para reconfortarnos o aportándonos aquella energía que en ese momento necesitemos.

Cuando se nos acerca un ente con energía de baja vibración, este pretenderá robarnos energía en la mayor parte de las ocasiones, raras veces pretende apoderarse de nuestro cuerpo para utilizarlo como vehículo (ser desencarnado), este proceso es bastante complicado y les resulta totalmente imposible si nosotros no lo permitimos. Para poder acercarse intentan que nos sintamos mal, deprimidos, enfadados, irritados, culpables, etc. pues lo que pretenden es robarnos la energía vital que todos tenemos en el aura, ya que al no tener cuerpo físico no pueden generarla por sí mismos, tan solo podrían hacerlo si supiesen y quisiesen trabajar con la luz, pero para poder hacer eso es imprescindible que desarrollen cualidades amorosas, pues cuantas más cualidades se desarrollen más luz se tiene.

Los entes se proveen de energía robándola del campo electromagnético de los animales, del medio que nos rodea cuando hay energías de baja vibración en el ambiente, y mayoritariamente de las personas que tienen energía de baja vibración (negativa) y cuando por medio de nuestros sentimientos de miedo, dolor, sufrimiento, ira, rabia, desesperación, etc., también creamos este tipo de energía e intentan que seamos vulnerables para poder tener acceso a ella. Mientras nos sintamos alegres, felices, contentos, serenos, en paz, equilibrados, a gusto, no pueden hacerlo pues esa energía vibra en una escala muy superior a la que ellos pueden acceder para poder utilizarla.

Intentan manipularnos mediante imágenes mentales desagradables, engañándonos, creando desarmonía a nuestro alrededor para que nos sintamos mal y bajemos de vibración, para poder robarnos nuestra propia energía. Pero ellos necesitan energía para poder hacer eso. No lo harán o dejarán de hacerlo si no obtienen lo que pretenden.

Las personas tenemos un vehículo inestimable que es nuestro cuerpo y cuando adquirimos el conocimiento suficiente para comprender como funciona el mundo en el que vivimos y actuamos en consecuencia, la vida resulta mucho más agradable y placentera.

Yo recomiendo siempre desarrollar preferiblemente el sentir, antes que la visión, pues la visión nos puede engañar con una imagen aparente, pero el sentir no te engaña jamás y tan solo con ordenarles que se alejen están obligados a hacerlo. Es muy importante el desarrollar nuestras propias capacidades para poder hacer un buen uso de ellas. Las personas que no las usan correctamente para su propio bien y el ajeno, están incurriendo en un comportamiento erróneo que recaerá sobre ellos mismos siempre en la medida que a sus actos corresponda.

Tened la seguridad de que las deudas que contraemos en esta vida las tendremos que pagar, al igual que las que hemos contraído en otras vidas, si es que ya no las estamos pagando en esta. Es una cuestión de equilibrio y son leyes que afectan a todas las energías, a las que todos estamos sujetos, las comprendamos o no recaerá igualmente sobre nosotros, tanto lo malo, como lo bueno que hagamos, cada cosa con su correspondencia de dolor o de amor, de enfermedad o de salud. Nuestro primer deber es procurar nuestro propio bienestar y nuestra evolución personal, tratando a cada uno como se merezca según sus hechos.

En el Centro de Psicología Huércal de Almería, estamos preparados para ayudarte a mejorar y procurarte bienestar, proporcionándote conocimiento a nivel mental por medio de cursos, talleres y de forma personalizada. También a nivel físico y emocional con esencias, terapias, etc., en todo aquello que necesites.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *